4.10.07

VIAJE HACIA MÍ



Hacía mucho tiempo que tenía ganas de leer el libro “Zen en el arte de escribir” de Ray Bradbury, y, por fin, llegó a mis manos gracias a mi amiga Teresa. El libro no es una lista de recomendaciones para el escritor novel, es en cambio, un verdadero canto a la ilusión por la escritura, es una invitación a hacer ese deseado viaje hacia uno mismo. Y casi siempre un viaje hay que comenzarlo por el principio del camino. El viaje es sin duda a la infancia. Bradbury explica como escribía largas listas de palabras, utilizando la asociación libre. Busca en sus recuerdos más antiguos y encuentra material para sus historias, muchas de ellas, de ciencia ficción. De cada listado, le salen varios cuentos e incluso novelas. Todos estos recuerdos permanecen ocultos, en la mente secreta y son nuestro tesoro.
Aquí comienzo mi investigación a ver qué sale.
Ventana. Alfeizar. Calle. Sueño. Rayas. Cruce. Mi casa. Madre. Lavabo. Manchas. Manchas en el suelo con formas extrañas. Vida secreta detrás de las paredes. Cientos de puertas representadas por azulejos de la pared. “El Rachola”. “La Bicharraca”. El hombre recoge azulejos en los descampados. Solares llenos de tesoros. Mi padre , mi hermano y yo los recorremos también. Mi hermano y yo en la puerta de la vieja misteriosa. Mi vestido de flores y mis zapatones blancos. Junto a la reja, un perrillo ladra. Yo con las trenzas. Encontramos muchas cajas de madera, pequeñas cajas vacías, pero muy limpias. Yo en el lavabo, hablando con el señor de los azulejos. Él me escucha y me habla también de su mundo lleno de burbujas de colores, de pompas de jabón que flotan por su atmósfera. El hombre de los azulejos tiene la cabeza con forma de bola de cristal con base. Sus piernas son desproporcionadas, es muy pequeño, como un duende. Siempre me acompaña cuando lo necesito.

3 comentarios:

Las3Musas dijo...

Es inevitable que lea este texto y sea tu voz la que me lo narre... Te escucho!!!
Qué interesante esta enumeración: seguila, contanos más cositas que son imágenes invalorables. Preciosa la foto

Muchos besos
Musa

Gabriel dijo...

¡Ah! De manera que así era la pequeña M.J.

Bonita foto y buenos textos. Me gusto la imagen del sueño de la medusa. ¿Vas a trabajarla en el futuro en algún cuento?

Una leve crítica o sugerencia. Tal vez convendría cambiar el empapelado del blog, tiene un sabor rancio, como de la casa de la abuela...

Un saludo,
G.

Dedalus dijo...

De tanto darle vueltas a las palabras parece que has encontrado la llave que gira suave y abre. Has abierto la puerta de los sueños y de él han brotado frases, que han resultado ser una historia o mil. Creo que has encontrado el filón. Continúa revolviendo en el cajón de la memoria y dándole forma literaria, sin preocuparte de tu fidelidad a la realidad o al pasado, sin que limite sentimiento alguno. A fin de cuentas, la materia del escritor son las emociones y no los hechos.