9.6.10

Relatos del reencuentro

Cena de los del 67


La relatividad
Es cierto que el tiempo debe ser relativo. Hemos cambiado mucho pero impresiona ver que seguimos siendo los mismos.

Como una niña
Cuando miré la sonrisa de Fernando sentí que los años no habían pasado. Por eso no pude evitar llorar como una niña.

Tiempos verbales
Soñé un día que el pasado era el presente y al despertar, me di cuenta que el futuro no existía que tan sólo era un sueño.

Mala memoria
Me pasé años buscando la respuesta que ya sabía. Sólo tenía que recordarla.

En la carretera
La música y aquella letra, nos unió de nuevo. El autocar seguía su camino, nos sigue llevando hacía nuestro destino. Hay viajes que nunca acaban si te llevan hacia adentro.

1 comentario:

Atzi dijo...

Me encanta la manera en que mencionas ver la sonrisa de un amigo y darte cuenta de que siguen siendo los mismos, es bello ver que el ser humano solo cambia su condición social, pero su alma sigue siendo la misma