7.7.12

Recomendación para ver al Teatre al Carrer Viladecans 2012



Ayer en el Festival de Teatro de Viladecans el tiempo se hizo tan  pequeño... Como siempre que haces algo que te gusta mucho. Os recomiendo el espectáculo de Circ Teatre Modern instalado en la Plaça St. Herblain. Dura 50 minutos y se hace en una pequeña carpa, un espacio reducido e íntimo que te hace partícipe de la magia de la fantasía. 

Para este espectáculo estáis invitados a entrar en un pequeño Circo-Teatro de viaje. Entramos en un espacio sobrio. Dentro una partitura para dos artistas y pocos objetos forman un rompecabezas de circo sorprendente. Un universo que se construye y flota sobre la pista... Hasta que la minúscula carpa empieza a hablar.

El Circ Teatre Modern es un nuevo espacio escénico desmontable. Una pequeña carpa que nos recuerda un quiosco musical cubierto. Las puertas se abren. Entramos.
Recordando el mundo austero de Alexander Calder, y en el cruce entre la instalación y el espectáculo de circo, un universo se construye y flota sobre la pista. Todo funciona de forma mágica y armoniosa en un baile de ruidos, barras y cuerdas que se hacen melodía. Y entonces, la carpa empieza a hablar. La cúpula y la pista son dos bocas que aspiran y exhalan luz u oscuridad proyectando nuestras sombras que corren en círculos por los caminos de la vida. Círculos que a menudo nos transportan en una fuga centrífuga, un espiral que nos aleja vertiginosamente del centro. 
El destino del Circ Teatre Modern es este, hacer un viaje para avanzar hasta el lugar donde se encuentra el centro de todo y el contorno de la nada. Un camino de líneas y círculos que recrean un circo entero.